MANEJO DE LA LUPA BINOCULAR O ESTEREOMICROSCOPIO

 
  
En el estereomicroscopio la visión es por reflexión, lo que per­mite ver los objetos naturales. Tiene un inversor que permite ver la imagen “a derechas”; esto hace más fácil las manipulaciones que se realizan con lupa. 
  
Su observación generalmente es de conjunto, debido a su gran campo. Así, una mosca doméstica puesta en la platina del estereo­microscopio, nos da una visión completa del animal con una talla superior a los 10 centímetros. En el microscopio sólo seria posible ver, incluso con los aumentos más pequeños, una parte de las alas y por ser éstas muy transparentes. 
  

La visión estereoscópica, o sensación de relieve, sólo se consigue cuando a cada ojo lleguen imágenes distintas del objeto; por ello tiene la lupa binocular dos sistemas ópticos distintos. Cada ojo, recibe una imagen por separado, captada por cada sistema óptico correspondiente del aparato, y con la convergencia necesaria para producir una visión correcta. 

  

Es un aparato que tiene una amplia capacidad de movimiento; esto le permite observar pequeños animales en su medio ambiente. 

  

Debes utilizar la lupa binocular o estereomicroscopio para observarlo todo, un trozo de papel, un cabello abierto, un tejido, una raya de bolígrafo, otra de lápiz, papel cuadriculado.... El estereomicroscopio debe utilizarse para la observación de los pequeños detalles, en todas las disecciones, o estudios morfológicos, tanto animales como vegetales. 

 
 
 

 
 
 
MUY IMPORTANTE 
Vas a trabajar con un instrumento de precisión, por tanto debes de recordar que:  
Todos los mecanismos funcionan con suavidad, no hay que forzar ninguno.  
 
No debes tocar las lentes.  
 
Para trabajar con la lupa no es necesario desmontar ninguna pieza; no lo hagas, ya que podrías desajustar el aparato o se podría caer al suelo y romperse.  
 
 
 
PROCEDIMIENTO: 
 
  1. Coloca sobre la platina el objeto que vayas a observar. Desplaza el cuerpo de la lupa por la columna hasta que los objetivos estén a unos 6 cm del objeto, para esto debes utilizar el mando de bloqueo.
  2. Usando el mando, enfoca solamente con el ojo derecho. Fija tu atención en un punto concreto del objeto.
  3. Cierra el ojo izquierdo y abre el derecho. Fíjate en el mismo punto del objeto que en el apartado anterior y si no lo ves nítido, mueve el anillo corrector de la visión hasta obtener una imagen nítida.
  4. Mirando con los dos ojos a la vez, gira los cuerpos de los oculares hasta que se forme una imagen en relieve dentro de un solo circulo. Con esta operación la distancia entre los dos oculares es igual a tu distancia interpupilar.
  5. Con el mando de enfoque puedes desplazar los sistemas ópticos y así observar los diferentes planos del objeto.
  6. Observa diferentes objetos con volúmenes distintos para que te adiestres en el manejo de este instrumento.
 
 
 
 
 
 
 inicio