La prospección arqueológica realizada en el solar denominado Panteón de los liberales, situado frente a la basílica de Nuestra Señora de La Vega, fue motivada por el deseo del Ayuntamiento de Haro de acondicionar este espacio para el uso público.

A aparición hace años de ente­rramientos de tipología medie­val en la entrada de la basílica

—bajo la acera y la calzada—, y de otros restos constructivos de la misma cronología en los solares que circundan el Panteón, planteó la necesidad de deter­minar la existencia de restos arqueológi­cos, su extensión, calidad y cronología, antes de abordar la elaboración del pro­yecto de reforma del solar. De este modo siempre seria posible adaptarlo a los restos subyacentes.

Se practicaron seis sondeos transversales y paralelos en el solar, distribuidos a dis­tancias regulares, que permitieron reco­nocer toda su superficie. De todos ellos, sólo los dos centrales ofrecieron resultados positivos. En ellos observamos la abun­dante presencia de enterramientos. En el lado norte, junto a la carretera, se encuen­tran prácticamente en superficie y van pro­gresivamente profundizando hacia el extremo sur.

con la excepción de una inhumación en fosa, todos los enterramientos docu­mentados corresponden a tumbas de

lajas. El cadáver se dispone en decúbito supino, orientado de Este a Oeste dentro de un sarcófago delimitado con pequeñas lajas verticales y cubierto con piedras de similar morfología. El número de tumbas es muy elevado y se desarrollan estrati­gráficamente al menos en dos capas suce­sivas, lo que indica un dilatado desarrollo cronológico de la necrópolis.

Este tipo de tumba es muy frecuente en toda La Rioja —sobre todo en la Rioja Alta— entre los siglos XII y XV, aunque no es desconocido en momentos ante­rio res.

La necrópolis del Panteón de los libera­les» hay que relacionarla con la basílica de La Vega, con el edificio anterior al actual. Algunos autores señalan la existencia, en el lugar que ésta ocupa, de una ermita ya en el siglo VIII, aunque la primera referen­cia documental de La Vega no se produ­ce hasta 1063. La iglesia se asociaría a alguno de los poblados medievales del entorno de Haro, quizá al que hace refe­rencia al propio nombre de la Vega, o al situado en el inmediato cerro de Santo Domingo.

panteonl.jpg (265695 bytes)

Estrato nº 8