Mi bitácora de clase

Bitácora de TIC

Estamos al comienzo del curso y unos cuantos profesores nos hemos puesto las pilas para crear o continuar nuestras bitácoras de clase. Esto supone una aventura para todos nosotros, pues nos movemos por tierras vírgenes, y a cada paso nos acecha algún peligro. ¿Tendremos fuerzas para llegar a fin de curso con la tarea bien terminada? No sé, pero aquí continúo yo con mi nueva versión de Bitácora de TIC, el blog para mis alumnos de Tecnologías de la Información que he creado con mi propio gestor de contenidos, con lo cual para mí la aventura es doble, pues sigo probando y completando este gestor que ya se encuentra en una fase muy avanzada. Para quien le interese, he escrito en la bitácora una presentación donde describo sus funciones.

Sobre estas experiencias educativas ya se han hecho eco Mario Núñez y Paco Muñoz desde sus blogs. Yo animo a los profesores de toda condición a que creen sus bitácoras de clase, sabiendo que si no se consiguen las metas deseadas, el fracaso es noble y en nada mancha nuestra reputación como docentes, pues la tarea es complicada. Y además, los alumnos suelen ser muy generosos y agradecen todo lo nuevo que se haga por ellos, sobre todo si es en el campo de las nuevas tecnologías. De todas formas, desde la poca experiencia que tengo, que se puede tener en un ámbito tan novedoso, me atrevo a plantear una duda que me sugieren algunas de estas experiencias.

Desde mi humilde punto de vista, no creo que sea muy adecuado que los profesores creen blogs individuales para cada uno de sus alumnos. Todos sabemos lo difícil y costoso que resulta sacar adelante una bitácora, y se requiere un poco de madurez y mucha voluntad. No es fácil que los estudiantes adolescentes consigan construir una bitácora con entidad propia si trabajan solos. Por eso yo recomiendo las bitácoras en comunidad, en las que todos los usuarios publican juntos y colaboran en sus actividades, pues ya sabemos que a los jóvenes les gusta agruparse en pandillas, y esto resulta necesario para que puedan desarrollar su personalidad. Las bitácoras individuales tienen además sus peligros, como ha denunciado Mario Núñez al contarnos la experiencia de una profesora cuyos alumnos han visto asaltados sus blogs con propaganda pornográfica. Nunca se me había pasado por la cabeza que estas cosas pudieran ocurrir, así que hay que estar muy atentos y poner las condiciones para que nuestros estudiantes no se vean acosados con ningún tipo de propaganda.

En cuanto a mi Bitácora de TIC, voy a trabajar poco a poco, dando tiempo a mis alumnos para que se vayan acostumbrando a esta actividad que es nueva para ellos. No quiero exigirles mucho, aunque las metas ideales se me antojen muy interesantes. Ya he escrito algunos artículos en esta bitácora sobre lo que pretendo conseguir, y no creo que eso pueda alcanzarlo de momento, pero me conformaría con la mitad de lo que deseo. Me sorprendió uno de mis alumnos de nuevas tecnologías el primer día de clase cuando me dijo que su idea era llegar a aprender sin necesidad de que el profesor le dijera lo que tenía que hacer. Ésa es la meta en realidad, y así se lo dije, pero antes tiene que aprender a manejar estas tecnologías, y ahí está la labor del docente: enseñar sin atosigar, y fomentar el deseo de aprender con los instrumentos adecuados.

Vamos a ver cómo nos apañamos este curso. Deseadnos suerte a todos los que hemos emprendido este camino que queremos sea de no retorno. Suerte que necesitarán sobre todo aquellos profesores que, como Lourdes Barroso, luchan todos los días contra los elementos para poder crear sus bitácoras de clase. Y no digamos aquellos otros que no disponen de los medios necesarios para poder siquiera realizar sus primeros intentos.

Artículos relacionados en mi bitácora:

Texto de Alejandro Valero - 06.10.05

URL del artículo: http://fresno.pntic.mec.es/avaler3/?id=mi-bitacora-de-clase

(Páginas dispersas - http://fresno.pntic.mec.es/avaler3 - Con licencia de Creative Commons)