Mis artículos en otros blogs:
El tinglado, blog de aula Apuntes sobre blogs Blogestores Bitácora de TIC
Páginas dispersas

Páginas dispersas

Páginas educativas sobre nuevas tecnologías

Saltar navegación

Botón blogfesor

Botón de Páginas dispersas

Bot´n de El Tinglado

Planeta Educativo

Ubuntu-es

Aulablog.com

Planeta Edusol

Licencia de Creative Commons

Get Firefox

 Use OpenOffice.org

Formato Open Document

Formato Open Document


Enlace permanente

Diseño web »

Imprimir

¡Mi página no se ve bien!

Equipo del W3C

Equipo del W3C (foto extraída de su web)

¡Cuántas veces habremos dicho la frase que titula este artículo! El motivo de ese grito de pánico tiene que ver con el diseño de las páginas web, una tarea bonita pero que a veces resulta costosa e ingrata. Y es que esta labor tendría que ser sencilla, pero hay dos factores principales que contribuyen a su dificultad. El primero de ellos, el cumplimiento parcial de las normativas que se han consensuado para la creación de los lenguajes y los códigos utilizados en internet. Y el segundo, la inexperiencia o la ansiedad de muchos de nosotros a la hora de diseñar las páginas web.

Internet es un medio relativamente reciente y todavía tiene que construirse sobre cimientos sólidos. Si a esto unimos las ganas que tienen algunas empresas por controlar las aplicaciones y los productos de la Red, tenemos una especie de campo de batalla inseguro y contradictorio. Por ello, para poner un poco de orden y de sensatez surgió el World Wide Web Consortium, consorcio conocido como W3C. Lo dirigen nada menos que Tim Berners-Lee, el creador de la Web tal y como la conocemos hoy, y otras personalidades importantes que han contribuido al desarrollo de internet. Tiene además el apoyo de multitud de grandes empresas y se ha ganado el respeto de todos. Con todo este reconocimiento y toda esta reputación a sus espaldas, el W3C se ha propuesto unas metas muy ambiciosas que no todos los implicados han querido o podido cumplir hasta el momento. Su tarea es enorme, y se centra en la normalización de los lenguajes existentes para la creación de contenidos en la Red y en la creación de otros códigos nuevos que implementen las constantes innovaciones en este campo.

El problema surge cuando las aplicaciones que utilizamos en internet no cumplen con estas normativas. Si tomamos como ejemplo los navegadores que utilizamos para navegar por la Red, pocos de ellos se ajustan totalmente a estos estándares, aunque actualmente la mayoría cuenta con unas prestaciones que funcionan bien. En este sentido, hay navegadores que se acercan mucho al cumplimiento de estas exigencias técnicas como, por ejemplo, Opera, Safari y todos los de la familia Mozilla y Netscape. Pero es precisamente el navegador más utilizado, el Internet Explorer, el que más deja que desear en este aspecto. Parece que la próxima versión de este navegador podría aceptar el cumplimiento de estas normativas en mayor medida que hasta ahora. Eso sería un triunfo para todos, empresas, desarrolladores y usuarios, y para el futuro de internet. Pero habrá que esperar a ver si a Microsoft le conviene esa situación.

En la práctica, esto se traduce en un engorro para los usuarios y los diseñadores de páginas web, entre otras muchas personas dedicadas a distintos ámbitos de la informática. La dificultad no es tanta cuando un diseñador crea una página web sencilla y práctica, pero la cosa se complica cuando pretende elaborar páginas cargadas de elementos que no están admitidos en todos los navegadores. Es decir, hay en internet un abuso del diseño y de las prestaciones, que provoca muchos problemas en los navegadores. ¿Cuál es entonces la solución? Algunos diseñadores han optado por el camino más fácil: crear las páginas para que funcionen bien en el Internet Explorer, que para eso es el más usado; pero actualmente esto no tiene sentido porque hay ya millones de usuarios que utilizan otros navegadores.

Por consiguiente, para conseguir que todo esto se solucione, habrá que esperar a que las empresas y los grupos se pongan de acuerdo en aceptar las normativas del W3C. Y por otro lado, habrá que esperar a que se mitigue la ansiedad de novedades y de barroquismo que presentan todos los actores de esta representación. En el ámbito anglosajón se dice: «Keep it simple, stupid!». De eso se trata, de promover la sencillez.

Por Alejandro Valero en Diseño web el 10.04.05 con 3 comentarios
Palabras clave navegador, w3c

3 comentarios

     

Abajo

[1] Por Angel Martínez el 10.04.05/00:00 Enlace permanente  Responder

Visitante

Eres un maestro Alejándro y no solo en tus conocimientos del diseño buen, sino en el buen gusto. Yo soy un poco más desesperado, espero que las nomrativas o estándares no sean tan ESTRICTOS pues entonces lo mandaré todo a paseo.

[2] Por Alejandro Valero el 10.04.05/00:00 Enlace permanente  Responder

Alejandro Valero

En respuesta al comentario anterior, que las normativas sean estrictas significa que todos deberían cumplirlas, y en ese caso el diseño sería más sencillo para todos. No te desesperes, Ángel; en este aspecto, las dificultades han disminuido con el tiempo y nos vamos acercando gradualmente a ese acuerdo tan deseado, porque todos saben lo que se juegan en ello.

[2.1] Por RODOLFO el 11.01.09/18:22 Enlace permanente

Visitante

Ha ocurrido un error se proporciona los sig detalles ubuntu desconocido en la linea 36 de lista de fuentes /etc/apt/soarces.list.no se puede leer la lista de fuentes vaya al dialigo del repositorio para corregir el problema cache-open[]failed,please report,me puedes ayudar gracias.

Abajo

Botón de Páginas dispersas Páginas dispersas - http://fresno.pntic.mec.es/avaler3
© de la web y del diseño: Alejandro Valero. Licencia de Creative Commons.