Mis artículos en otros blogs:
El tinglado, blog de aula Apuntes sobre blogs Blogestores Bitácora de TIC
Páginas dispersas

Páginas dispersas

Páginas educativas sobre nuevas tecnologías

Saltar navegación

Botón blogfesor

Botón de Páginas dispersas

Bot´n de El Tinglado

Planeta Educativo

Ubuntu-es

Aulablog.com

Planeta Edusol

Licencia de Creative Commons

Get Firefox

 Use OpenOffice.org

Formato Open Document

Formato Open Document


Enlace permanente

Software libre »

Imprimir

Linux se defiende solo

Iconos en Linux

En la mayoría de los artículos de mi bitácora hago referencia, más o menos directa, al software libre o de código abierto, y en algunos he escrito en concreto sobre Linux, el sistema operativo que utilizo. Me ha extrañado todo este tiempo que casi nadie haya criticado nada al respecto, y a veces lo he achacado al posible poco interés que el tema despierta. Por eso, ya era hora de que alguien tuviera el detalle de escribir algún comentario muy crítico sobre Linux en mi bitácora, porque me da la oportunidad de profundizar en este asunto y de rebatir algunas acusaciones que circulan por todo el orbe en forma de mitos contra Linux. Agradezco, por tanto, a este amigo sus críticas negativas, pues en la dialéctica se funda el conocimiento. Sólo echo de menos que no haya dejado su nombre.

Antes de entrar en materia, tengo que decir que el tono general de la crítica, que denota un estado de ánimo un tanto cabreado, aunque siempre correcto de formas, me recuerda a los cabreos que yo mismo he tenido, y supongo que muchos de vosotros, durante mi matrimonio con Windows. Es posible que Juan Uno, seudónimo del autor de estos comentarios, no se acuerde de las trastadas que seguro que le ha hecho Windows constantemente, pues resulta que si por algo es conocido Windows es por sus constantes cuelgues, por sus continuas infecciones víricas, por sus incontables parches, por sus interminables abusos de los recursos del sistema, por sus, en definitiva, inacabables debilidades. Y eso que los ordenadores están hechos a su imagen y semejanza; y eso que te dan Windows instalado cuando te compras un ordenador. Pero ¿cuántas veces hemos tenido que reinstalarlo, después de haber perdido todos los archivos más útiles y personales?

Yo francamente (me da vergüenza decirlo) no he tenido ninguno de esos problemas con Linux, y soy un inexperto con poquísima idea de hardware. Todos esos follones que cuenta Juan que ha tenido con su instalación de Linux no los he tenido jamás en el añito y medio que llevo utilizando Linux, y me he instalado varias distribuciones en ordenadores variados para probarlas y conocerlas, y siempre las he instalado a la primera (palabra), incluso teniendo que hacer particiones. Además, la prueba de que Windows es un abusón es que nunca se podría instalar la versión XP en un ordenador antiguo, pero en un Pentium II he instalado la última versión de Madriva y funciona de maravilla. La única pega de Linux en este aspecto es que a veces no reconoce algunos controladores porque los fabricantes no los han hecho para Linux, pero esto cada vez ocurre menos, y las recientes distribuciones suelen reconocer todo el hardware, a veces (y eso me ha pasado a mí) mejor que Windows. Y cuando he tenido algún problema de hardware, me ha bastado escribir un mensaje en un foro de Linux, y al cabo de dos horas me lo han solucionado gente anónima con todo tipo de detalles. Esto para mí es un lujo.

OpenOffice

Respecto a los programas de GNU/Linux, hay que decir, para empezar, no sólo que no hay que comprárselos (que ya es bastante), sino que vienen cientos de ellos en los discos de la instalación, y sólo tienes que darle a un botón para tenerlos instalados al instante. Y como Linux tiene varios escritorios visuales (con ventanitas e iconos, como en Windows), puedes elegir el que más te plazca para utilizar cómodamente los programas que quieras. Juan se queja de que los programas de ofimática no son compatibles totalmente con los de MS Office, y eso es así porque los programas de Windows son de código cerrado y por tanto no permite que nadie los vea para que no hagan ningún programa compatible. A pesar de ello, esta compatibilidad es prácticamente del 99%, y si tienes algún dibujito cambiado de posición, pues no te cuesta nada darle un empujoncito, y ya está. Pero al menos Linux permite esa compatibilidad, y a Windows no le da la gana hacerlo. En Linux puedes acceder a los archivos de Windows y utilizarlos sin problemas (yo lo hago constantemente), pero Windows es exclusivo. Además, lo más cómodo es tener archivos de OpenOffice desde el principio, y luego los exportas a documentos de MS Office cuando sea necesario y te dejas de problemas. Porque una ventaja de los archivos de OpenOffice es que están en el formato estándar XML, y por tanto tienen una compatibilidad mucho más amplia que los documentos de MS Office.

En cuanto a que los programas de Linux son más difíciles que los de Windows, lo dice Juan porque está acostumbrado a los de Windows, claro. Es como si nosotros dijéramos que el idioma inglés es más difícil que el español, pero los ingleses dirían que el difícil es el español, lógicamente. Sin embargo, ahora la mayoría de los programas más populares son muy parecidos. El curso pasado hice una prueba con mis alumnos; les enseñé a manejar Word para que escribieran un documento con estilos, columnas, imágenes, numeración de página y encabezamientos. Después les dije que lo hicieran con el Writer de OpenOffice, y apenas tuve que ayudarles para que lo hicieran igual. Y lo mismo ocurrió con ambos programas de presentaciones. Es decir, las aplicaciones que utiliza el noventa por ciento de la gente, las tienes en Linux y son fáciles de usar. Por eso defiendo el uso de Linux en la escuela. Los diseñadores gráficos eligen el sistema Mac de Apple para trabajar, porque está más preparado para ello. Los aficionados a los vídeojuegos eligen Windows, y me parece bien. Los empresarios prefieren Windows, pues estupendo. Pero la enseñanza, y también la Administración (otro tema importante), son los ámbitos más apropiados de momento para Linux. Además, yo abogo por el uso de ambos sistemas operativos en la enseñanza y en igualdad de condiciones, porque de todo hay que conocer.

Yo supongo que Juan, por lo que dice, es un profesor de alguna de las comunidades españolas que han implantado el uso obligatorio de Linux en toda la enseñanza así, de sopetón y sin planificación ninguna. En esas críticas le doy toda la razón, porque no se puede empezar la casa por el tejado, y hay que hacer las cosas poco a poco. Pero en el ámbito educativo en el que yo también me muevo no se puede ocultar una parte importante y floreciente de la realidad, como tampoco se puede enseñar Historia de España sin estudiar la Guerra Civil (a muchos nos ha pasado esto cuando éramos estudiantes). Me da igual que Linux lo use un escaso tanto por ciento de la población; precisamente muchos defendemos su utilización por ese motivo, porque si se utilizara mucho, no haría falta fomentarlo. Tampoco se usa mucho la democracia en el mundo, y sin embargo nos gustaría que todos los países fueran democráticos. Además, todos sabemos por qué Windows impera en la Tierra, entre otras cosas porque casi siempre te lo dan instalado cuando compras un ordenador, y no te preguntan qué sistema operativo quieres: lo tomas o lo dejas. ¡Así cualquiera! Eso no tiene ningún mérito.

Pero no sé qué hago yo aquí defendiendo a Linux cuando él se defiende solo. El que quiera que lo use, y el que no, que siga pegado a Windows, y santas pascuas. Yo no tengo comisión en esto. Simplemente, y parafraseando a John Lennon: “Give Linux a chance”. Probadlo, y si os gusta, adelante. Naturalmente, tendréis problemas, como los hay en Windows, porque nada es perfecto. Pero si no lo probáis, os perderéis una nueva experiencia, para mí muy gratificante.

Enlace de interés:

Por Alejandro Valero en Software libre el 24.08.05 con 7 comentarios
Palabras clave linux, tic


7 comentarios

     

Abajo

[1] Por Juan Uno el 25.08.05/00:06 Enlace permanente  Responder

Visitante

Bueno, Alejandro, pues me he pasado por aquí esta noche otra vez para ver lo que se decía y si había alguna respuesta a mi cabreo como tu dices. Supongo que los foros tiene una función importante de desahogo, ¿No?

Lo del seudónimo es sencillamente porque en una situación de 'prohibicionismo', que no es democrática, cuanto menos nombres se den mejor. Es extraño y preocupante decirlo pero la Junta PROHIBE a los trabajadores de la enseñanza usar la herramienta que consideran más adecuada a sus fines en el aula. Esto es realmente grave y completamente inaceptable en democracia.

Tú despides tu anterior comentario con un 'cada uno que haga lo que quiera' pero el problema clave aquí es que en Andalucía no puede hacer uno, elegir en este caso, lo que quiera y con el agravante de que se impide usar la tecnología mayoritaria y estándar con el ostracismo que supone ignorar un estándar en tecnología. Y cuando te hablo del baúl de los olvidados (Dbase, Lotus, Navigator...) te hablo de programas que una vez tuvieron una posición de mercado dominante.

Yo tengo que ser justo y he visto que la versión Linux 2004 en Andalucía ha mejorado bastante respecto a la anterior que era la verdadera causa de la pesadilla mía. Pero aún así el problema de los driver es importante y el de no ser estándar determinante.

Los grandes fabricantes no hacen drivers para Linux ni es previsible que los hagan mayoritariamente en un futuro inmediato porque más aún en el mercado de Estados Unidos que en ningún sitio la presencia de Linux es testimonial, prácticamente nula.

Yo voy más lejos, como profesores nuestra valoración debe evitar guerras políticas o comerciales y debe limitarse a ofrecer a los alumnos la mejor tecnología disponible en estos momentos y el concepto mejor no se reduce sólo a cualidades intrínsecas que pueden ser más o menos discutibles sino que tiene que tener en cuenta cuál es el estándar actual y previsiblemente por durante mucho tiempo, porque esto en sí es la cualidad principal.

Es irónico que el software libre se levante en Andalucía como bandera, porque además de ‘libre’ es único, exclusivo y no sé si grande como la rancia España. Hablando de mitos y su desmitificación, el código abierto y su modificación es un gran mito porque en la práctica el usuario medio, el profesor no tiene los conocimientos para modificar nada, dejando esa posibilidad a los ‘gurús’ que yo te decía, un grupo selecto y un número reducido de seguidores allá perdidos en sus talleres preparando compotas para el resto de los profesores cabreaditos como yo, por ejemplo, porque Linux no les detecta el lápiz USB de red. La verdadera libertad está en la posibilidad de elección, el dejar hacer al mercado porque eso es lo que históricamente ha reportado más calidad.

Se me nota la decepción, ¿verdad?. ¿Qué postura crees que es la más adecuada ante una PROHIBICIÓN así en democracia?

Efectivamente Linux viene con unos bonitos programas gratuitos pero Windows dispone de miles, cientos de miles de programas gratuitos o bajo licencia shareware más, que garantizan la posibilidad real de elección y por su número una lógica posibilidad mayor de calidad.

Bueno y por si sirve de referencia, yo uso Mozilla, pero por una única razón: las pestañitas, y con IE al lado para poder acceder a miles de páginas que lo necesitan. Evidentemente cuando salga IE 7 con pestañitas a final del verano, volveré a usar principalmente IE.

¿Software libre? Elección y libertad real no sólo de nombre.

Saludos.

[2] Por Alejandro Valero el 25.08.05/18:24 Enlace permanente  Responder

Alejandro Valero

Bueno, Juan, no sé qué más puedo decirte de lo que ya he dicho en este y en otros artículos de mi bitácora. En este asunto, como en casi todos, priman los gustos, las manías, las visiones parciales, e incluso las ideologías por encima de los razonamientos, y puede que sea mejor así, porque somos humanos y no máquinas. De todas formas, dices algunas cosas que me sorprenden.

Me sorprende que taches al software libre poco menos que de antidemocrático, cuando aquí el único que ha impuesto la ley del más fuerte es Windows. Como si no supiéramos nadie cómo se las gasta la empresa de Redmond. El software libre no es una empresa, sino una amplísima comunidad de gente que colabora desinteresadamente para crear aplicaciones abiertas que pueda utilizar cualquiera. Desde tu punto de vista, son unas logias diabólicas que se confabulan contra el pobrecito usuario para amargarle la existencia. Yo he colaborado de forma esporádica en una comunidad entorno a una herramienta de blogs y he realizado algunos hacks útiles para todo el que quería, y no he recibido nada a cambio salvo la satisfacción, que ya es mucho. Y eso es posible hacerlo porque el software está abierto también para profesores inexpertos como yo. Ya me gustaría meterle mano a Windows para sacarle todas las tripas podridas que tiene.

También me sorprende que aceptes estándares de facto, que es una contradicción en sí misma, simplemente porque como Windows es el más fuerte y el más guapo y el que lo impone todo, pues hay que plegarse a sus exigencias. Pero es que la cosa no es así tampoco. Linux es sólo una pequeña parte de todo el software libre que poco a poco se va imponiendo (no por la fuerza) en la práctica de muchas personas que, sin darse cuenta, utilizan constantemente productos de código abierto como es la misma internet. Hasta Windows se está dando cuenta de ello. En un futuro no muy lejano internet será el único sistema operativo, y Google, Yahoo o el mismo MSN nos ofrecerán gratuitamente todo un escritorio lleno de aplicaciones totalmente libres, abiertas y gratuitas, lo que en realidad está ocurriendo ya. Por eso, Juan, hay que ser realistas y apostar por el software libre, que ya utilizamos masivamente en internet.

[Actualizado el 28.07.05] Recomiendo la lectura de Cómo me va con Linux, donde cuenta Edwood, de Tecno4All, su gratificante experiencia con Linux

[3] Por Pablo J. el 02.09.05/03:37 Enlace permanente  Responder

Visitante

Saludos, llego desde la bitácora de AdelaT y me ha sorprendido gratamente que sea de Córdoba; un paisano y colega... además cercano al tema del software libre. Estupendo.

Luego, al ver tu web... mejor que mejor. El post es sólo para comentarte que estoy contigo en lo del software libre, pero cuidao que en el pantallazo que abre ese post tienes metido a Skype.

Ese es el único de los que veo que realmente está desentonando puesto que de abierto no tiene nada de nada. Ni de abierto ni de libre. Otra cosa es que sea gratuito.

Personalmente me quedo con mi GnomeMeeting y su protocolo estándar H.323 que ya pronto nos dejará caer su nueva plataforma con la que nos prometen notables mejoras.

Te podría valer hasta Gizmo (protocolo SIP también abierto e incorporado --creo que ya-- por Gnomemeeting)...o incluso GoogleTalk, que se basa en jabber, (otro protocolo abierto), si bien la VoIP sólo está disponible para los windowseros (hay que fastidiarse...)

Un cordial saludo... Y retoca el patallazo, compañero ;-)

[4] Por Alejandro Valero el 02.09.05/22:03 Enlace permanente  Responder

Alejandro Valero

Gracias, Pablo J., por recomendarme el GnomeMeeting, que todavía no he usado, aunque sí he usado Gaim y está bastante bien. Y es que en el software libre hay programas para dar y regalar. En cuanto a Skype, ya sé que no es software libre, pero es gratuito y es bueno, así que tampoco hay que hacerle ascos; a lo mejor en el futuro le abren el código, y se hace de la familia. Es verdad que desentona junto a los demás, pero siempre hay un infiltrado en todas partes, y mientras lo tengamos localizado, no importa. Un saludo.

[5] Por Anónimo el 05.09.05/20:24 Enlace permanente  Responder

Visitante

No puedo dejar de comentarle a Juan Uno, que lo único que tiene es la reticencia típica al cambio. El mismo ha visto que Guadalinex 2004 ha mejorado muchísimo, y suponemos que irá mejorando más.

Respecto a que el software libre en Andalucía es obligatorio: para aquellos que han solicitado un proyecto TIC su centro será dotado de ordenadores con software libre. !!El centro es libre de solicitar ser centro TIC¡¡

Y ante todo no olvide que Microsoft más que crear estándares ha crado un gran MONOPOLIO de la informática y por ende de la información.

Por último, señalar que el sofwtare libre tiene un componente ético que aplicado a la enseñanza nos ofrece la posibilidad de construir conocimiento libre.

Saludos de una profesora andaluza.

[6] Por Gerardo el 13.09.05/10:44 Enlace permanente  Responder

Visitante

Desde la humildad del que posee una experiencia reducida y a la vez satisfactoria de Linux os quiero comentar lo siguiente: En base a nuestra misión de educadores tenemos la obligación de ofrecer a nuestra comunidad educativa software que contibuya a su integracion en la sociedad de la información y el conocimiento, parafraseando uno de los objetivos de la distribución MAX. Así, por encima de lo que deben ser ya anticuadas discusiones Linux vs. Windows y enfrentándose con decisión a intereses políticos y equilibristas de toda condición, debemos ponernos manos a la obra y actuar con objetividad. Mi opinión actual es la siguiente: He disfrutado enormemente con Windows, asi como gocé de forma plena hace 25 años (??) insertando cintas de cassetes en el teclado del commodore (o era amstrad?)y esperando, ansioso, mucho tiempo para la carga de un sencillo juego. Windows a la vez me ha dado multitud de quebraderos de cabeza. Con la paciencia que nos caracteriza como docentes hemos superado las dificultades pasando largas noches consutando en foros, formateando, reinstalando...Aun así, es innegable la funcionalidad de Windows, con todos sus defectos y abusos. Por otra parte, desde que instalé una distribucion Linux por primera vez y detectó automaticamente la red y todo mi hardware en un minuto supe que no volvería nunca mas a Windows. Después tambien llegaron decepciones, los cuelgues que muchos niegan y problemas de instalación. La mayor satisfacción la encuentro en la actualidad en distribuciones "sencillas" que no instalan paquetes innecesarios por defecto, así que dejare las otras para más tarde. Seamos razonables. Experimentemos, informemos con sinceridad, el mercado (el usuario) decidirá. Nuestra misión es entregar las opciones. Ellos terminarán usando Linux.

[7] Por Alejandro Valero el 13.09.05/11:24 Enlace permanente  Responder

Alejandro Valero

Gerardo, estoy de acuerdo contigo en todo menos en una frase final, cuando dices: "el mercado (el usuario) decidirá". Por desgracia, los usuarios no siempre hacen mercado, porque las grandes empresas comerciales deciden por nosotros de muchas maneras: Microsoft lleva decidiendo muchos años que "elijamos" su sistema operativo mediante formas que todos conocemos, entre otras obligar a los distribuidores a que incluyan sólo Windows en los ordenadores, hacer presión sobre gobiernos e instituciones, etc., etc. Por eso, no sólo basta con mostrar los beneficios que produce Linux, también hay que convencer a los usuarios de que lo utilicen y además fomentar el uso de software libre, sin ser excluyentes, claro, porque ambos sistemas operativos pueden convivir. Un saludo.

Abajo

Botón de Páginas dispersas Páginas dispersas - http://fresno.pntic.mec.es/avaler3
© de la web y del diseño: Alejandro Valero. Licencia de Creative Commons.