Mis artículos en otros blogs:
El tinglado, blog de aula Apuntes sobre blogs Blogestores Bitácora de TIC
Páginas dispersas

Páginas dispersas

Páginas educativas sobre nuevas tecnologías

Saltar navegación

Botón blogfesor

Botón de Páginas dispersas

Bot´n de El Tinglado

Planeta Educativo

Ubuntu-es

Aulablog.com

Planeta Edusol

Licencia de Creative Commons

Get Firefox

 Use OpenOffice.org

Formato Open Document

Formato Open Document


Enlace permanente

General »

Imprimir

La vida según Don Quijote

Don Quijote y Sancho

Dibujo de Esteban Suárez

Hace cuatrocientos años nació Don Quijote, con quien Cervantes quiso reflejar una forma de ver la vida que ya no se llevaba por entonces, y que parece que ahora tampoco tiene muchos seguidores. Don Quijote era un idealista cuya nobleza y valor le costaron muchos garrotazos, pero a pesar de ello siempre seguía empeñado en hacer el bien allí donde iba. Don Quijote, además, estaba enamorado de Dulcinea, pero no porque fuera rica y guapa, sino porque para él era la mujer más bella y noble. Don Quijote, en fin, leía y leía sin parar libros que según Cervantes no eran muy recomendables, pero al menos sabía leer y ejercía esa rara habilidad en aquellos tiempos de ignorancia.

Así era Don Quijote, y así queremos ser nosotros, aunque sólo sea por llevar la contraria en nuestra sociedad. Queremos luchar por la justicia y por el bien de nuestros semejantes. Amamos a quien posee una belleza que no se mide por parámetros externos. Y no paramos de leer, porque sabemos que eso nos hace mejores, nos abre caminos y nos pone en contacto con una cultura que ha sabido crear personajes como Don Quijote. Y Sancho Panza.

Sancho no es un personaje opuesto a su señor, es su complemento: los dos forman una pareja que afronta los problemas juntos, cada uno desde su perspectiva, pero al final ambos se llevan los golpes y las palizas. A veces parecen como un profesor y un estudiante; Don Quijote enseña a Sancho los secretos de las órdenes de caballerías y otras muchas cosas, y Sancho se va empapando de toda esa sabiduría y va descubriendo nuevos mundos que están en este mundo, pero que ni siquiera había sospechado de su existencia. Eso es la enseñanza, una orden de caballeros andantes que luchan contra una sociedad acomodada y feliz en su ignorancia que ha olvidado el esplendor de los libros.

Nota:

Este pequeño homenaje a Don Quijote y Sancho Panza es el editorial que he escrito para el último número, el nueve, de la revista de mi instituto, La Buhardilla, donde colaboramos estudiantes y profesores. Os invito a que descarguéis el archivo PDF que contiene las 64 páginas de la revista.

He querido publicar este artículo en mi bitácora para expresar que puede existir una continuidad entre los libros y las bitácoras. Ambos medios tienen muchas cosas en común. La literatura también vive en la Red y cada vez se van incorporando más escritores a internet para aprovechar sus ilimitadas posibilidades. Pero lo más interesante de este medio es que muchas personas han descubierto sus cualidades literarias escribiendo en sus bitácoras, porque en muchas de ellas brilla con luz propia el pensamiento, la narración y la poesía. Si Cervantes viviera ahora, estoy seguro de que tendría su bitácora. Los que amamos los libros estamos en la Red para continuar el legado cultural que los escritores nos transmiten en sus libros.

Por Alejandro Valero en General el 27.05.05
Palabras clave don quijote

No hay comentarios

Botón de Páginas dispersas Páginas dispersas - http://fresno.pntic.mec.es/avaler3
© de la web y del diseño: Alejandro Valero. Licencia de Creative Commons.