Mis artículos en otros blogs:
El tinglado, blog de aula Apuntes sobre blogs Blogestores Bitácora de TIC
Páginas dispersas

Páginas dispersas

Páginas educativas sobre nuevas tecnologías

Saltar navegación

Botón blogfesor

Botón de Páginas dispersas

Bot´n de El Tinglado

Planeta Educativo

Ubuntu-es

Aulablog.com

Planeta Edusol

Licencia de Creative Commons

Get Firefox

 Use OpenOffice.org

Formato Open Document

Formato Open Document


Enlace permanente

Bitácoras »

Imprimir

Confesiones de un blogfesor

El blogfesor Confieso que me gustan los números redondos, y ya llevo escritos cincuenta artículos en esta bitácora. Por eso he pensado que ha llegado la hora de la reflexión sobre lo que hago aquí, en este islote de internet desde donde me dirijo a vosotros con la voz de estas palabras escritas. No tengo ningún pecado oculto que confesar, porque en una bitácora todo está a la intemperie, a la vista de cualquiera, así que voy a confesar lo evidente, lo que se puede leer en mi bitácora. Confieso que soy una persona reservada, y no me gusta hablar de mí ni de mis cosas, pero me veo impulsado a ello por las propias características del género.

Confieso que no me ha resultado difícil sacar adelante esta bitácora. Ya en el primer artículo balbuciente dejé expresadas mis intenciones, y creo haberlas cumplido sin demasiado esfuerzo, porque simplemente he dejado constancia de lo que llevo dentro. Mi bitácora es la expresión de algunas inquietudes. No quiero tener mucho que decir, pero lo que digo lo hago con el conocimiento de causa que me proporciona mi experiencia. Llevo ya diez años (otro número redondo) practicando las nuevas tecnologías, principalmente creando páginas web y aplicaciones educativas, y esto se nota en mi bitácora. De aquí surge mi interés por el diseño y la programación para internet, mi apuesta por el software libre y mi amor por las bitácoras como herramienta creativa de formación personal. Confieso que no me gustan las novedades aparatosas, sino las que me abren los ojos a una nueva dimensión de lo que ya conozco. Tengo cierta debilidad por lo antiguo, como los coches y las películas de épocas pasadas, por las cosas aparentemente inservibles que aún atesoran mucho jugo; espero que esto me sirva como contrapeso para no marearme con lo novedoso.

Me gustan especialmente las lenguas, las que habla la gente y las que hablan las máquinas. Confieso que éste fue el motivo principal para empezar a escribir mi bitácora. El lenguaje es el protagonista de internet, por eso me atrajo tanto este medio desde el principio. Lo que escribo bajo la soledad de la noche delante de mi ordenador vuela por las calles de la Web como un papel impulsado por el viento, y de pronto alguien lo recoge y lo hace suyo. Confieso que me atrae esta comunicación espontánea y anónima, porque en ella ponemos lo mejor de nosotros y no pedimos nada a cambio. Pero también en internet se hacen amigos, y este tipo de amistad es algo extraño y a la vez bonito. Nadie está solo en la Red, a pesar de lo que piensen algunos, porque la comunicación fluye por los cuatro costados, y la colaboración de unos con otros es constante. Esto se logra principalmente con el lenguaje coloquial, con la expresión libre y con el humor sincero.

Hay muchos tipos de bitácoras, y a mí me gustan todas las que están bien hechas. La diversidad de ideas y de formas de ser quedan plasmadas en una inmensa variedad que resulta inútil clasificar. Casi podría decir que existen tantos tipos de bitácoras como personas que las hacen. La mía tiene unos artículos un poco largos, porque en ellos incluyo, junto a la noticia o el hecho principal, mi experiencia y mi opinión sobre el tema que trato. En las bitácoras todo tiene que pasar por un filtro interno a manera de horno donde se cocinan los ingredientes para darle nuestra forma deseada. Confieso que no intento estar a la última, y por eso no tengo prisa por publicar mis artículos, que surgen habitualmente tras varios días de evolución interna. Con ellos pretendo informar a la vez que enseñar, igual que yo aprendo con otras bitácoras. No en vano soy profesor, y eso también se nota.

Confieso que en internet le he encontrado a la palabra profesor todo su significado. La Red es el sitio ideal para las personas que absorben todo lo que hay a su alrededor para luego ordenarlo en formas diversas y útiles, y eso es lo que hace un profesor: aprender constantemente para transmitir lo aprendido. Son muchísimos los estímulos que hay en internet, y si logramos no marearnos ante tal avalancha, disfrutaremos como niños. La Web, como todo, tiene sus peligros, pero los profesores debemos acercarla a nuestros estudiantes para que se beneficien de sus muchas ventajas. Esto lo considero fundamental e innegociable. Todavía hay mucho que trabajar en ese ámbito, pero quizá por ello asumo mi responsabilidad en este asunto, y estoy dispuesto a una lucha sin cuartel contra los aguafiestas. En definitiva, internet nos convierte en estudiantes despiertos e inquietos, y promueve en nosotros la comunicación libre.

Otro día hablaré de algunos temas que me he dejado en el teclado. Sólo quiero acabar confesando que hay una contradicción que me persigue desde el principio. A veces me pregunto qué coño hago escribiendo esta bitácora. No sé si a vosotros os pasa lo mismo.

Por Alejandro Valero en Bitácoras el 27.11.05 con 11 comentarios
Palabras clave blogfesor


11 comentarios

     

Abajo

[1] Por Luis.Barriocanal el 27.11.05/18:45 Enlace permanente  Responder

Felicidades, Maestro.

.

[2] Por Lourdes Barroso el 27.11.05/19:40 Enlace permanente  Responder

Lourdes Barroso

Blush emoticonGracias Alejandro:

Por esos 50 artículos, por esa investigación y asimilación permanente para luego transmitir, por ese cuidado en la expresión y la rigurosidad en el trabajo, por la capacidad para encontrar y valorar lo que hay de bueno en cada uno de los que nos asomamos por aquí con la intención de aprender...., por la cordialidad.

Suscribo el comentario anterior: Felicidades, Maestro Smiling emoticon

[3] Por Karme el 27.11.05/21:35 Enlace permanente  Responder

Visitante

Completamente de acuerdo
FELICIDADES, Maestro
y gracias
Carme BarbaBlush emoticon

[4] Por José Mª Campo el 27.11.05/21:51 Enlace permanente  Responder

José Mª Campo

Ánimo Alejandro.
A por otros 50

[5] Por Gerardo el 27.11.05/22:52 Enlace permanente  Responder

Visitante

Necesitamos tu bitácora. Sigue así, maestro.

[6] Por Alejandro Valero el 27.11.05/23:06 Enlace permanente  Responder

Alejandro Valero

Esto no me lo esperaba. Vais a hacer que me sonroje como este emoticón: Blush emoticon. He hecho muchos amigos con esta bitácora, y eso es lo mejor que me ha ocurrido. Pero quiero que sigáis siendo amigos, y no discípulos. Aquí lo que vale es el P2P, es decir, la comunicación y el trabajo entre iguales. Gracias por estar aquí, amigos y maestros. Smiling emoticon

[7] Por Jose el 28.11.05/01:21 Enlace permanente  Responder

Visitante

Felicidades por tu cumplepost. Y a tu pregunta "a veces me pregunto qué coño hago escribiendo", te doy la respuesta que me sirve: escribir la crónica de una pasión con la intención de encontrar almas gemelas con las que compartir un buen rato. O como dices tú, hacer amigos.

[8] Por Maise Herrero el 28.11.05/17:31 Enlace permanente  Responder

Maise Herrero

De los 50 artículos, éste es el que más me gusta.
Yo también le doy la enhorabuena y las gracias a mi maestro y amigo. Smiling emoticon

[9] Por Alejandro Valero el 28.11.05/19:07 Enlace permanente  Responder

Alejandro Valero

Ya tenemos un nuevo amigo: Jose, blogfesor maño con bitácora y web de instituto. Bienvenido a esta bitácora. Espero verte por aquí de vez en cuando. Igual que a Carme, a quien ya conozco, pero me parece que es la primera vez que estrena los comentarios de esta bitácora. Bienvenida también.

Maise, a ti te veo todos los días en el instituto, pero como siempre vamos con prisas, estoy encantado de verte por aquí. Igual que a los demás comentaristas.

Y felicidades a Gerardo, que se ha estrenado como blogfesor.

[10] Por Jose Cuerva el 29.11.05/09:44 Enlace permanente  Responder

Visitante

Felicidades, no es fácil mantenerse en la brecha, con la calidad con la que tu lo haces.
Un abrazo

[11] Por Alejandro Valero el 29.11.05/17:59 Enlace permanente  Responder

Alejandro Valero

Jose, tus felicitaciones las agradezco en especial porque tú fuiste el primero que escribió un comentario en mi bitácora. Y veo que aún sigues viniendo, con lo cual deduzco que te ha gustado Smiling emoticon.

También agradezco mucho la constante presencia de Lourdes Barroso con la gracia y la inteligencia de sus comentarios. Esta bitácora no sería igual sin ella; y no lo digo por cumplir. Blush emoticon

Abajo

Botón de Páginas dispersas Páginas dispersas - http://fresno.pntic.mec.es/avaler3
© de la web y del diseño: Alejandro Valero. Licencia de Creative Commons.